jueves, 19 de abril de 2018

Una única alegría


"La tristeza es parte de tu naturaleza, parte de tu vida.
No debes prestarle mucha atención.
Tienes que experimentar todo, ir más allá,
y saber que Dios es el Tesoro, es nuestra única alegría.
Cuando estamos en busca de ese Tesoro, no debemos darle mucha atención a esas otras experiencias. Ellas son solo el mundo.
No importa dónde estemos, así es como es.
Tenemos que conquistar todo esto e ir más allá.
Aparte de Dios, todo lo demás que vemos es tristeza.
Hasta que sepamos cuál es la verdadera alegría y
hasta que nos fusionemos con eso,
tenemos que experimentar todas estas tristezas, déjalas y continuar.
Esa es la explicación de la sabiduría,
la explicación del amor.
Debes darte cuenta de esto".
- Muhammad Raheem Bawa Muhaiyaddeen (ra)
Fragmento de "Una oración de mi corazón"


lunes, 16 de abril de 2018

Vacía todo


"Vacía todo de tu corazón para que la Verdad pueda habitar allí. El sultán no se instala en una morada a menos que sea próspera".   
-Shemseddin-i Sivasi (kf)

jueves, 12 de abril de 2018

Una única existencia


El verso de un poema dice: "Varligim zembim biraktim" 
"Entrego toda mi existencia y todo mi ser a Dios"

Hz. Ismail Mashuki era un pequeño niño cuando dijo sobre este verso, “¿Cómo podemos dar si no poseemos nada en primera instancia?”

Pensar que hay existencia, es un gran error. La única existencia que hay, es Dios. El único que no depende de nada es sólo Dios. Existimos sólo por Él. Él es absoluta existencia, la nuestra es relativa. Somos, sólo porque él dijo “Kun” (“Se”). Esta existencia aparece sólo cuando Él dice “Kun”.

Sobre la creación de nuestro nafs, Allah-u Teala preguntó: “¿Quién eres tú y quién soy yo?” Y el nafs dijo: “Tú eres tú, yo soy yo”. Entonces, Allah-u Teala puso al nafs en un infierno caliente. Lo sacó y le volvió a preguntar: “¿Quién eres tú y quién soy yo?” Y el nafs respondió: “Tú eres tú, yo soy yo”. Entonces Allah lo puso en un infierno helado y le preguntó otra vez: “¿Quién eres tú y quién soy yo?” Y el nafs respondió: “Tú eres tú, yo soy yo”. Entonces, Allah lo hizo ayunar. Y luego le preguntó: : “¿Quién eres tú y quién soy yo?” Y el nafs respondió: “Tú eres el Señor de los Mundos y yo soy un mendigo necesitado”.
Disciplina, ayunar, es parte de esto, hace al ego ver al Señor a través del sufrimiento y el miedo de la aniquilación. 

Sheikh Tuğrul Efendi (Fragmento de sobhet 2007)



jueves, 5 de abril de 2018

Un recordatorio


Un discípulo fue a visitar a su Sheykh para pedirle un consejo, ya que le había salido un trabajo en otra ciudad y debía partir hacia allá. Le respondió el Sheykh: "Oh hijo mío, ya has aprendido todo lo que te he enseñado, pero aún así tengo un consejo para darte. Todos los días de tu vida recuérdate a ti mismo tres veces: 
"Aún no he podido transformarme en un buen y verdadero ser humano"


lunes, 2 de abril de 2018

Sobre el orgullo y la humildad


El Profeta Muhammad (saws) decía: "Si no existiera el pecado, yo temería lo peor para los hombres". Este "peor" es el orgullo, el sentimiento de suficiencia que constituye uno de los principales obstáculos para el progreso espiritual. 

La humildad es la única condición absolutamente necesaria para el que pretende iniciar y seguir un camino espiritual. Ponerse en condición de recibir es aceptar la idea que nada nos pertenece, que todo puede sernos dado y quitado de igual forma.
Es aprender a escuchar y recibir, antes que dar y actuar; no es buscar como hacer o tomar sino, en realidad, leer los signos que se nos envían; aceptar lo que llega tal como llega.
Lo enviado es siempre más importante que lo que uno desea. Sidi Hamza nos dice: "No hace falta preguntar el porqué o comentar sino dejarse guiar".

No pierda su tiempo en cuestionar. Mientras uno continua juzgando a los hombres o las situaciones uno se encuentra en la limitada esfera del Ego. Aquél que proyecta sobre cada cosa su experiencia y sus valores sin darse la oportunidad de descubrir esa realidad que es la suya se empobrece y queda encerrado en la que ya conoce. Se trata de abrirse a otra forma de conocimiento.
Sidi Hamza dice al respecto: "Mirad a vuestros hermanos como seres perfectos por el simple hecho de estar dentro del camino. Poco a poco os daréis cuenta de que la Creación entera es perfecta, y esta magnificación se extenderá a todas las cosas".