jueves, 19 de octubre de 2017

Recordando a Dios - La ilahe ilallah



Una de las prácticas centrales del sufismo es zikrullah (Dhikr o Zikr). Zikrullah significa recuerdo de Dios. Es recordar lo que nuestras almas sabían antes de nacer. Zikrullah también significa repetición . Gran parte de nuestra práctica implica repetir los nombres de Dios, o atributos. En el Sagrado Corán se mencionan noventa y nueve Nombres, pero Dios no puede limitarse a ningún número finito de Atributos.

El primer Atributo que repetimos es la ilahe ilallah. Esta frase literalmente significa "No hay dioses; hay Dios". Una mala traducción común es "No hay más Dios que Allah". Esto vino de los misioneros cristianos, que creían que no hay manera de salvación excepto a través de su propia versión de la religión. Pensaban que los musulmanes creían de la misma manera y que negábamos la verdad de otras religiones, lo que no es cierto en absoluto. En el Islam hay aceptación de otros profetas y escrituras. De hecho creemos que Dios envió 124,000 profetas, uno a cada pueblo.

La ilahe ilallah significa Unidad. La multiplicidad es una ilusión. Hay un solo Dios, y Dios es la Unidad. Esta frase santa significa que no hay verdades, hay una Verdad; hay realidades diferentes, pero sólo una realidad. No hay nada digno de adoración, excepto para Aquel que es digno de adoración. Estas son sólo algunas de las diferentes capas de significado de la ilahe ilallah.

La primera mitad, la ilahe, "No hay dioses", afirma que todas nuestras concepciones de Dios son limitadas y distorsionadas. Sea lo que sea que podamos imaginar o decir de Dios, Dios es mucho más que eso. La segunda mitad, ilallah, nos dice "Hay Dios". Nos recuerda que Dios existe y que Dios está más allá de nuestra experiencia y entendimiento.
En el Islam pensamos en Allah como el nombre más importante de Dios. Es considerado el "nombre propio" de Dios y, más que cualquier otro Nombre, capta la naturaleza esencial de Dios. Es una parte esencial de nuestro zikrullah.

También repetimos en zikrullah el atributo "Hu". Esto se refiere a Dios sin atributos, apuntando hacia la naturaleza esencial e innombrable de Dios. Algunos Sufis lo consideran un sonido espiritual universal, similar a Om en la tradición hindú.
También cantamos "Hay", que significa "Vida". Dios es la esencia de la Vida, y todo en la creación vibra con este Nombre. Si algo dejara de cantar "Hay", dejaría de existir inmediatamente. Cada célula de nuestros cuerpos está constantemente cantando Hay. Nuestro hálito canta "Hay". Tugrul Efendi, nuestro sheikh principal, comentó que aunque todos estamos constantemente cantando Hay con cada respiración, no somos conscientes de lo que estamos haciendo, y por lo tanto no vale mucho.

Cuando oramos y cuando practicamos zikrullah, tratamos de experimentar al menos un sabor de lo que estamos destinados a ser. Rumi escribió que Dios formó a los seres humanos poniendo las alas de un ángel sobre la cola de un burro, con la esperanza de que la parte angelical levante la naturaleza animal a algo que está más allá de ambos. Es una imagen que permanece conmigo como una descripción de quiénes somos. Si pudiéramos recordar la imagen, probablemente nos impediría ser demasiado egoístas.

Recordando la unidad, recordando a Dios. 
Comprensión de la práctica sufi por el Dr. Robert Frager

lunes, 16 de octubre de 2017

No señales las faltas del otro



El noble creyente siempre tiene presente las buenas cualidades de su hermano, de manera que su corazón sea una fuente de honor, cariño y respeto hacia él. En cuanto al hipócrita de carácter bajo, siempre está señalando delitos y faltas.

Ibn al -Mubarak dice: "El creyente procura encontrar excusas para los demás, mientras que el hipócrita va buscando las equivocaciones".
Al­-Fudayl dice: "Es propio de hombres perdonar los fallos de su hermano".

Y el Mensajero de Allah (que El le bendiga y dé Paz) dijo: 
"Busca refugio en Allah del mal vecino que ve algo bueno y lo oculta, y ve algo malo y lo revela". 

Fragmento del libro: "El Contrato de la Hermandad", Iman Al-Gazzali

jueves, 12 de octubre de 2017

lunes, 9 de octubre de 2017

Purificados a través de las aflicciones



Ibn Al Qayyim rahimullah dijo:
"El alma nunca se volverá piadosa y purificada excepto por medio de las aflicciones.
Es lo mismo que el oro, que no puede ser puro hasta que no le quitan todos los metales comunes que hay en el".

(Al Fawa'id,  pág 365)








jueves, 5 de octubre de 2017

Sobre las pasiones y los deseos


Abu Huraya relata que el Profeta (saws) dijo: 
"La prueba, la pasión y el deseo están amasados en la arcilla de Adán”. Este es el material moldeable del carácter humano que puede llevarle a una esclavitud por el mundo o a una liberación interna.

Al Sulami dice: “Una de las verdades del ego es no aceptar nunca la Verdad, pues la sumisión es contraria a la naturaleza del ego. Esto resulta su principal debilidad para resistirse a las pasiones y los deseos".



lunes, 2 de octubre de 2017

Detén todo el ruido


Ensordecido por la voz del deseo,  
no te das cuenta que el amado
vive en el centro mismo de tu corazón.
Detén todo el ruido
y escucharas su voz
en el silencio absoluto.
Deja que hable, aquel que crea las palabras.
El creo la puerta, creo el candado,
y creo también la llave.
Los amantes no llegan a conocerse
Están entrelazados desde siempre.

Hz. Rumi

jueves, 28 de septiembre de 2017

¿Es posible amar a los enemigos?



Por supuesto. Es lo que han hecho los profetas. Los ciento veinticuatro mil profetas que Dios ha enviado como mensajeros para mostrar su camino hacia Él han hecho esto.

Es difícil para la gente común, pero los profetas lo mostraron. Jesús, la paz sea con él, dijo: si alguien te pega, muéstrale la otra mejilla. Así fue en el tiempo de Jesús y también en la primera época del profeta Muhammad, la paz sea con él.

Luego el Profeta Muhammad recibió la orden divina de defenderse a sí mismo.

Si una víbora te ataca podés matarla, o si viene un loco y amenaza a tu familia debés defenderte. Así es en el Islam. Pero, al mismo tiempo, en el sufismo decimos que, verdaderamente, no hay enemigos afuera de uno. Por lo tanto, en ese caso la pregunta pierde sentido. Por eso los Profetas tenían ese inmenso corazón, porque comprendieron que no tenían enemigos, que es una ilusión creer que el enemigo está afuera de uno. No hay enemigos afuera de uno, es una ilusión. Una ilusión que Shaitán, el demonio, planta en tu corazón.

Tenemos cuatro enemigos y están todos en nuestro interior. 
El primero de esos cuatro enemigos es el demonio, que todos tenemos dentro, y es el que te hace creer que tenés enemigos afuera. Te alimenta con ilusiones y pensamientos equivocados.

Segundo, tu ego, que te hace correr detrás de sus deseos, que quiere todo, y se vuelve un mounstro, porque es envidioso, codicioso, iracundo, orgulloso y además es un tirano.
Causa problemas en uno mismo y en los demás. Así es el ego sin control. Un gran enemigo. El mayor enemigo.

El tercer enemigo es el amor excesivo por este mundo, el amor excesivo por lo material, lo que lleva a tu ego a querer tenerlo todo. Ese es otro enemigo.

Y, finalmente, tus inagotables deseos, de la mañana a la noche tenemos una fuente inagotable de deseos y más deseos. Este es otro enemigo.

Porque, finalmente, debes dejar tus deseos por el deseo de tu Señor. Esos son los cuatro enemigos que tienes. Otro enemigo no tienes. Y, si vemos algo malo en alguien no decimos: esa es una mala persona. Decimos: él está ahora cargando una maldad. Pero, de un momento a otro, quizás Allah lo cambie, lo haga mejor. Pero no decimos esa persona es mala.

Sheik Hassan Dyck

lunes, 25 de septiembre de 2017

Sobre el recuerdo de Dios


En Árabe, la palabra ser humano (إنسان) esta vinculada con la palabra نسى (olvidarse). Entonces nosotros, como seres humanos, olvidamos. No somos ángeles ni tampoco somos profetas, somos gente que se olvida. Por esta razón, hemos sido agraciados con el dhikr, con la remembranza.

Recordar a Dios a lo largo de la vida cotidiana es mucho más valioso que hacer una demostración de recuerdo periódicamente. Dhikr no es una ceremonia. Es el objeto mismo de la vida. La persona que recuerda a Dios encuentra felicidad; la persona que olvida sólo encuentra desolación. El olvido convierte el corazón en piedra. 
"Recuérdame y yo te recordaré" (Corán 2:152)

jueves, 21 de septiembre de 2017

Mientras un solo cabello...




“Mientras un solo cabello de tu ser permanezca,
el asunto de la vanidad y la auto alabanza permanece.

Has dicho, 'he roto el ídolo de mi mente, por lo tanto soy libre'
Este ídolo 'que tu eres libre de tu mente', aún permanece"
Hz. Rumi

“Until one hair strand of your being you, remains
the business of vanity and self-praise, remains

You said, ‘I broke the idol of my mind, therefore I am free’
this idol ‘that you are free from your mind’, still remains”
Hz. Rumi


lunes, 18 de septiembre de 2017

Afirmar la Verdad


"Quienes están realizados no se juntan entre la multitud, quienes afirman constantemente jamás serán destituidos. Un hombre necesita afirmar la Verdad para ver con ojos abiertos. La gema necesita al joyero para saber su verdadero valor. Si colocas un cántaro junto a la fuente y lo dejas allí cuarenta días, no se llenará a sí misma. 
El sendero es claro, el discurso evidente. El camino del ser derviche no es el turbante y la túnica."

Ummi Sinan