lunes, 26 de agosto de 2013

Tu pensamiento


Rumi dice: 
“Si tu pensamiento es una rosa, eres un jardín de rosas; si tu pensamiento es una espina, eres leña para la estufa.” 
(Masnavi II, 278) 


Allah es suficiente para quien confía en Allah (3:65)


sábado, 10 de agosto de 2013

Combatir la enfermedad del alma


En algunos casos el cuerpo tiene una enfermedad. 
Su medicina es actuar con su opuesto. 
Por ejemplo, el calor se puede quitar con el frío, este con el calor, y el fuego con el agua. Si uno se resfría se puede quitar usando cosas calientes. 
La falta de instrucción se puede quitar aprendiendo, la avaricia con la caridad, el orgullo con la humildad y la codicia con la paciencia. 
De manera similar las enfermedades del alma se pueden quitar con las pastillas amargas de la paciencia y las buenas acciones. 
Las enfermedades del cuerpo terminan con la muerte del mismo, pero las enfermedades del alma durarán luego de la muerte ya que el alma es eterna.

La medicina apropiada del alma puede ser prescrita por un médico o guía espiritual.
Primero debe conocer las enfermedades de su discípulo y luego tratarlas con cautela.
Si ignora la Sharia, primero debe enseñársela junto con los principios fundamentales del Islam.
Si gana dinero ilegalmente, se le debe decir que renuncie a esto. Luego cuando los pecados directos sean quitados, el guía debería considerar la remoción de sus errores internos, el carácter y la conducta.
Si tiene una riqueza más allá del límite de su necesidad, debería decirle que la gasta en caridades.
Si tiene orgullo y altanería, debe enseñarle a ser humilde frecuentando ferias y mercados con bolsas para vender y comprar.
Si lo encuentra demasiado limpio, debería decirle que limpie su casa y su cocina. Adorar el cuerpo es adorar ídolos.
Así que el recurso común para quitar las enfermedades del alma es actuar en contra de sus bajos deseos.

Allah dice: Aquél que teme los lugares de su Señor y se abstiene de la mala pasión, su lugar de residencia es el Paraíso.



No existe otro Dios mas que Allah


Cuando Ud. diga “no existe otro Dios mas que Allah, dígalo desde el corazón mas allá de su boca. Deje el concepto de lo bueno y de lo malo para su exterior. Concéntrese junto a Su Señor en lo interior, en su verdad. Cuando lo pueda conocer directamente, su lengua se callará en Su presencia.

Se comporta humildemente hacia Él y hacia Sus cuidados de Sus virtuosos sirvientes: su pesar y su llorar se multiplican. Su miedo y su pavor aumentan, así como su sentido de vergüenza, su remordimiento. Él se vuelve intensamente cauto y asustado de poder perder la experiencia directa, el conocimiento, y Su proximidad.
Cuando Ud. diga “no existe otro Dios mas que Allah, dígalo desde el corazón mas allá de su boca. Deje el concepto de lo bueno y de lo malo para su exterior. Concéntrese junto a Su Señor en lo interior, en su verdad. Cuando lo pueda conocer directamente, su lengua se callará en Su presencia.

Se comporta humildemente hacia Él y hacia Sus cuidados de Sus virtuosos sirvientes: su pesar y su llorar se multiplican. Su miedo y su pavor aumentan, así como su sentido de vergüenza, su remordimiento. Él se vuelve intensamente cauto y asustado de poder perder la experiencia directa, el conocimiento, y Su proximidad.

Tu Nafs



Tu nafs ama las apariencias, se satisface en lo insustancial porque tiene poca consistencia y tú nunca lo has asomado a los espacios insondables de Allah, Tu nafs ha acabado convirtiéndose en una serpiente que se ha revuelto contra ti: ahora te domina y dirige tu vida arrastrándote en pos de tus quimeras. 

Busca al encantador que le arranque los colmillos y extraiga su veneno. 
El encantador te enseñará cómo cuidarte de los engaños de la serpiente y te la devolverá inofensiva y mansa. 
Volverás a ser dueño de ti mismo y tus facultades estarán a tu servicio.

Amarse a si mismo


Se dice que quien se ama a sí mismo esta aquejado con cuatro cosas
desastrosas: arrogancia, envidia, deshonor y finalmente de ser
detestable aún a los ojos de la plebe.

Hz. Sheik Sari al-Saqati dice: "La mayor fortaleza y el mayor coraje
se manifiestan en aquel que ha vencido a su ego hasta someterlo."  Hz.
Nisapuri (q.s.) dice: "Quien sea capaz de eliminar la sombra que deja
su ego en su vida, se convierte en un beneficiente protector, bajo
cuya sombra otros buscan refugio."

Hz. Sezai (q.s.) dice: "Quien actúa bajo las órdenes de su ego está
en un permanente dolor espiritual. Quien entrega su pequeña voluntad a
cambio de la gran voluntad de Allah, y espera en la puerta para
complacer a Allah, siguiendo Sus instrucciones, está de hecho en el
Paraíso."

viernes, 2 de agosto de 2013

Si buscas la verdad



Oh tú, que buscas la verdad y la real Realidad!
Ven, ven, ten un poco de ti mismo,
encuentra una cura para la enfermedad de la ignorancia, 

de donde nace tu imaginación que quiere ser realidad 
y desde donde sufres toda tu vida.

del libro Inspirations del Sheikh Badruddin of Simawna


La Enfermedad del Alma


Cada miembro del cuerpo ha sido creado para un propósito en particular.
Si ese miembro u órgano no hace una función en particular, tiene una enfermedad. Si hace con facilidad esa función, está sano.
Los ojos han sido creados para ver. Si no ven, tiene una enfermedad.
Así es en el caso con los oídos y la nariz.

El alma ha sido creada para adquirir conocimiento divino, amor por Allah y encontrar placer en los servicios divinos.
Allah dice: Sólo he creado a los Genios y los hombres, para que Me sirvan. (51:56).
Un hombre no está libre del alimento, la cohabitación, la bebida y otros asuntos. Así es en el caso con los animales inferiores. Estos no tienen almas, pero sí los hombres. Tiene la cualidad de reconocer la naturaleza de todas las cosas. Aquél que conoce a Allah Lo ama.
La señal del amor por Allah es que coloca el amor de Allah sobre todas las cosas de este mundo.

Aquél que ama algo más que no sea Allah tiene enferma su alma.
Es precisamente como una persona que le encanta comer tierra más que pan. Esta es la señal de las enfermedades del alma.
Cada alma está enferma salvo que ame a Allah.
Difícilmente haya algún médico de almas en la actualidad.
Los médicos mismos están enfermos. Un médico enfermo difícilmente pueda considerar su propio tratamiento, sin hablar del tratamiento de los demás. Las personas ahora son adictas al amor del mundo.

La Conducta


La buena conducta es la mitad de la religión, el fruto de los esfuerzos de los hombres y una importante cualidad de los adoradores de Allah. 

La mala conducta es un veneno ruinoso, una herida peligrosa en el cerebro y un mal muy condenado. 
Hay muchas puertas en la mala conducta que permanecen abiertas al fuego del Infierno como las puertas de la buena conducta están abiertas hacia la bienaventuranza del Paraíso. 
La mala conducta es una enfermedad del alma que arruina la vida eterna. 
Si los esfuerzos son necesarios para salvar de las enfermedades al cuerpo temporal, ¿Cuántos esfuerzos son necesarios para salvar de sus enfermedades al alma que será eterna? 


Una vez un hombre fue ante el Profeta y dijo:‘O Mensajero de Allah, ¿Qué es la religión?’ Él respondió: “La buena conducta.” 
Luego fue frente a él y preguntó:‘O Mensajero de Allah, ¿Qué es la religión?’ Y contestó: “La buena conducta.” 
Luego fue a su lado izquierdo y preguntó:‘¿Qué es la religión?’ Y respondió: “La buena conducta.” Después fue detrás, hizo la misma pregunta y él respondió igual. 
Luego le dijo mirándolo: “No estar enojado es buena conducta.” Le preguntaron una vez al Profeta: ‘¿Qué es la desgracia?’ Y dijo: “La mala conducta.”